Son muchas familias venezolanas las que utilizan el filtro como método frecuente para la higienización del agua que se bebe en el hogar, sin embargo las personas tienen a confundir el agua de “filtro” con el agua “purificada” y en el desconocimiento está el consumo alarmante de agua no apta. Este es entonces nuestro punto de partida.

Comencemos por lo básico

El proceso de filtrado, se refiere a la retención de sólidos (partículas suspendidas, materia orgánica, minerales en forma de partículas suspendidas, etc.) De este proceso obtendrás agua filtrada que solo estará libre de materia sólida.

Por otro lado, el proceso de purificación elimina por completo microorganismos lo que da como resultado un agua pura y 100% libre de virus y bacterias.

Hervir el agua es otra práctica tradicional, sin embargo este método solo elimina impurezas del líquido sin liberarnos por completo de algunos microorganismos muertos que permanecen después de completado el punto de ebullición. Lo peor es que estor organismos son imperceptibles para el ojo humano.

Te preguntamos ahora: ¿Son lo mismo? ¿Qué suena mejor? Desde luego el agua filtrada tiene lo suyo, sin embargo las personas que la consumen no escapan por completo al peligro de contraer enfermedades de índole digestivo como diarreas, vómitos, dolor abdominal y parasitosis.

Filtrar el agua a través de purificadores es la única opción verdaderamente confiable, pues además de mejorar el sabor de la misma, parece la única posible herramienta de prevención contra enfermedades de fácil propagación, que son realmente comunes en países como el nuestro.

Recibe ofertas directo en tu email

Unete a nuestra comunidad y recibe informacion exclusiva sobre el tratamiento de agua en Puerto Rico, sistemas de Generadores Electricos y mucho mas.

Usted ha ingresado su informacion con éxito