RESUMEN: Se realiza un estudio ecológico de tendencia temporal sobre la calidad sanitaria del agua de consumo y su relación con la morbilidad de las enfermedades de transmisión digestiva en el municipio Plaza de la Revolución, entre los años 1992 y primer semestre de 1997. La morbilidad se obtuvo de las series cronológicas del Departamento de Estadística Municipal y los datos sobre la calidad del agua se recogieron de los registros del departamento de Salud Ambiental Municipal; los resultados se expresaron en porcentajes e índices, mostrándose en tablas y figuras. Se aprecian deficiencias en la potabilidad del agua, incremento en las tasas de morbilidad por enfermedades de transmisión digestiva, fundamentalmente hepatitis y enfermedades diarreicas agudas, siendo las áreas más críticas Puentes Grandes y Plaza. Se apreció correspondencia entre la morbilidad y la potabilidad del agua, donde las áreas 19 de Abril y Puentes Grandes muestran los mayores problemas.

PruebaEcoli

Descriptores DeCS: CALIDAD DEL AGUA; INGESTION DE LIQUIDOS; ENFERMEDADES DEL SISTEMA DIGESTIVO.

La salud es más que la ausencia de enfermedades, como se reconoce en la definición de salud de la OMS. La mejoría y conservación de la salud debe colocarse en el centro de las inquietudes sobre el ambiente y el desarrollo.1

El suministro de agua segura ha desempeñado un papel fundamental en la disminución de la incidencia de muchas enfermedades infecciosas trasmitidas por el agua o relacionadas con ella. En la relación entre el agua y la salud se plantean 3 problemas esenciales. El primero es la dificultad de los países pobres en agua y su efecto sobre las actividades humanas; el segundo es el mantenimiento de la calidad del agua ante su demanda creciente; el tercero es la relación entre salud y agua, especialmente en lo referente a enfermedades relacionadas con una cantidad insuficiente de agua o agua de poca calidad.2,3

En varios países de América Latina y el Caribe, las enfermedades diarreicas agudas figuran entre las 10 causas principales de defunción y son responsables de miles de muertes por año, sin incluir otras similares.4

Una enfermedad que constituye un importante problema de salud en las zonas urbanas y rurales de todo el mundo es la hepatitis A, la cual es producida por un virus, y se presenta en forma esporádica y epidémica, con tendencia a recurrencia cíclica, guardando estrecha relación con el deficiente saneamiento ambiental.5 Estas enfermedades podrían ser evitadas, si se garantizara el acceso a agua potable y saneamiento ambiental, si se asegura el acceso universal a las inmunizaciones y otros servicios básicos de salud, y si se preservara y protegiera el medio ambiente.6

Con el presente trabajo nos propusimos identificar la correspondencia entre la morbilidad por enfermedades de trasmisión digestiva y la calidad sanitaria del agua de consumo.

Métodos

Se realizó un estudio ecológico de tendencia temporal, cuyo universo de trabajo estuvo constituido por el municipio Plaza de la Revolución, donde se pudo observar el comportamiento de la calidad sanitaria del agua de consumo y la morbilidad por enfermedades de trasmisión digestiva, que abarcó el período comprendido desde el año 1992 hasta el primer semestre de 1997.

La metodología consistió en la obtención de la información a través de la recogida de los datos primarios de atenciones médicas por enfermedades de trasmisión digestiva de los registros del Departamento de Estadísticas de la Dirección Municipal de Salud (de cada área de salud), ocurridos desde el año 1992 hasta el primer semestre de 1997. Entre las enfermedades que se tuvieron en cuenta en el estudio se encuentran: EDA (enfermedad diarreica aguda) y hepatitis A. Se procedió al cálculo de las tasas de incidencia por 100 000 habitantes para la hepatitis y por 1 000 habitantes para la EDA, por áreas de salud. Se calcularon tendencias utilizando los datos de las tasas de incidencia de las enfermedades en el transcurso de los últimos 5 años del estudio (92-96).

La información sobre calidad de agua se obtuvo de los registros del Departamento de Salud Ambiental del Centro Municipal de Higiene y Epidemiología del propio municipio. Entre las características a evaluar para considerar como agua de buena calidad se tienen en cuenta:·Índice de potabilidad 95 %.·Cloro residual 0,3 ppm.·Servicio de agua continuo.·Ausencia de eventos de contaminaciones hídricas.

Los resultados de los indicadores de saneamiento ambiental se expresaron en índices y porcentajes, determinándose las áreas más afectadas. Los resultados se presentaron en tablas y figuras, utilizando el procesador de textos Microsoft Word versión 6 sobre Windowns para textos y tablas, y un Microsoft Graphic para las figuras. Para evaluar la posible relación en tiempo y espacio entre la calidad del agua y la ocurrencia de enfermedades de trasmisión digestiva, se utilizó la representación gráfica y mapas de las áreas con mayores tasas de morbilidad por año.

Recibe ofertas directo en tu email

Unete a nuestra comunidad y recibe informacion exclusiva sobre el tratamiento de agua en Puerto Rico, sistemas de Generadores Electricos y mucho mas.

Usted ha ingresado su informacion con éxito