La mitad de Puerto Rico sigue sin electricidad después de huracán maría - M2CORP Puerto Rico

Puertorriqueños reparten agua y comida en un campo de baseball de Guanica, Puerto Rico, este 9 de enero, donde duermen desde el 7 de enero de 2020 debido al terremoto que sacudió la isla. 

La principal planta eléctrica del país, situada muy cerca del epicentro del terremoto que sacudió la isla el pasado martes, tiene daños severos que podrían mantenerla fuera de funcionamiento durante más de un año. La gobernadora Wanda Vázquez aseguró que el próximo lunes toda la isla tendrá energía. 

A oscuras: así está la mitad de Puerto Rico después de que un fuerte terremoto sacudiera la isla el pasado martes 7 de enero. Dos días después del desastre, la electricidad aún no ha llegado a gran parte de la isla. La gobernadora Wanda Vázquez aseguró que a lo largo del fin de semana se reestablecerá el sistema energético del país para que todas las casas tengan electricidad el lunes 13 de enero.

“Nuestras proyecciones, como ya saben, es que durante el fin de semana, o el lunes, tengamos el 100% de los clientes con servicios energéticos”, dijo la principal autoridad de la isla. 

Sin embargo, los daños que dejó el terremoto, de magnitud 6.4 en la escala de Richter y con una réplica de 5.6, son estructurales: dos de las principales plantas energéticas de Puerto Rico, Costa Sur y Guayanilla, quedaron severamente dañada. Entre las dos producen cerca de 900 megavatios. 

El director ejecutivo de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE), José Ortiz, aseguró que los daños principales se encuentran en Costa Sur, unas instalaciones situadas muy cerca del epicentro del terremoto, localizado a 13 kilómetros de la ciudad de Ponce. “Costa Sur es un desastre. Hay daños estructurales y daños a los equipos. Las reparaciones podrían llevar meses, quizás un año”. 

La planta eléctrica Costa Sur, al sur de Puerto Rico, en una imagen del 9 de enero de 2019, después del terremoto que la dejó sin funcionamiento.
La planta eléctrica Costa Sur, al sur de Puerto Rico, en una imagen del 9 de enero de 2019, después del terremoto que la dejó sin funcionamiento. © Marco Bello / Reuters

Esta demora es especialmente significativa, ya que Costa Sur aporta una cuarta parte de la demanda eléctrica de la isla. Para abastecer todo Puerto Rico sin que esta planta funcione, significa que las demás instalaciones deberán producir casi al límite de su capacidad. 

Para solucionar el problema, Ortiz no descartó construir una nueva planta eléctrica o usar generadores temporales a través de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias de Estados Unidos, que ya trabaja en la isla en tareas de distribución de agua, alimentos y otros tipos de ayudas. El funcionario ha sido duramente criticado en la isla debido a que el mismo martes del terremoto prometió que el servicio de electricidad se recuperaría en su totalidad en 24 horas.

Se reaviva el recuerdo de los apagones del huracán María

Este desastre natural ocurre cuando Puerto Rico aún se está recuperando del huracán María, que azotó la isla en 2017 y causó cerca de 3.000 muertes, además de dejar el país prácticamente en bancarrota. En esa ocasión, el país tardó un año en recuperar niveles energéticos parecidos a los que había antes del huracán. La falta de electricidad durante largos períodos de tiempo empeoró la grave situación humanitaria.

Es por eso que muchos residentes de la isla, que aún recuerdan el horror de los apagones de 2017, se muestran resignados. “Estamos aquí tratando de sobrevivir a la situación. Según las noticias serán semanas, meses, no se sabe exactamente cuál va a ser la situación. Pero al menos estamos vivos”, explica Luis Rodríguez, uno de los vecinos afectados. 

“Es un momento difícil. El hecho de que no haya electricidad hace que sea más difícil para los ancianos con condiciones especiales que viven aquí manejarse y administrar sus alimentos”. Así describía la situación Bethzaida López, puertorriqueña. 

La gobernadora aseguró que quiere declarar Puerto Rico como zona de desastre, una medida que necesita aprobación del Gobierno estadounidense y que representaría mayores ayudas para la recuperación de la isla. 

El sur y el oeste del país fueron los más afectados: ahí, muchos puertorriqueños pasan las noches en la calle, sin luz, por miedo a que otro terremoto sacuda la isla. 

Recibe ofertas directo en tu email

Unete a nuestra comunidad y recibe informacion exclusiva sobre el tratamiento de agua en Puerto Rico, sistemas de Generadores Electricos y mucho mas.

Usted ha ingresado su informacion con éxito